Descubriendo Bulgaria en pareja (parte 2)

Y como lo prometido es deuda, aquí va la segunda parte de la entrevista, en la que Miguel y María nos cuentan su experiencia, sitios favoritos y alguna que otra anécdota que no os podéis perder. 🙂
Para los que os perdísteis la primera parte de la entrevista, la podéis leer aquí.  🙂
Y de nuevo, agradecida por su ayuda y información. Y ahora os dejo disfrutando de sus historias.

¿Cuál es el lugar que os ha robado el corazón?

Pufff, contestar a esta pregunta después de un viaje de tantos días y visitando un montón de enclaves y sitios es complicado. Vamos a nombrar 3 sitios que nos han gustando especialmente a cada uno de nosotros (el orden de preferencia no tiene porque ser el de apariencia en la lista).María: Los Siete Lagos de Rila, Shiroka Laka y el Monasterio de Rila (lo visitamos a última hora de la tarde y a primera de la mañana siguiente, el hecho de visitarlo con apenas gente supongo que influye positivamente)
Miguel: Toda la zona de los Ródope, la cueva Prohodna y el “Ovni” de Buzludzha
unspecified-25
¿Y cuál es el que os ha decepcionado?

No sé si podemos catalogarlo como decepción, pero por ejemplo en alguna de las tumbas Tracias el importe de la entrada (aún siendo baja para el estándard occiental, para tener la medida exacta hay que compararlo con otras visitas dentro de Bulgaria) nos resultó excesivo. Y aparte de eso, sin ningún cartel ni información en inglés para los visitantes.Sí que fue una decepción (aunque lo llevábamos prácticamente asimilado) que solo pudiéramos visitar el exterior del Ovni de Buzludzha (antigua sede del Partido Comunista de Bulgaria). Sin embargo, el edificio sigue impresionando por fuera y por el emplazamiento en el que se ubica. Habíamos leído que hacía un par de meses condenaron y sellaron todas las entradas para evitar posibles accidentes a los que se colaran en su interior (el techo literalmente se está derrumbando. En Kazanlak nos dijeron que había rumores de que el estado tenía en mente restaurarlo y constituirlo en atracción turística en un futuro. Por cierto, el Ovni aparece en alguna escena de la película “Mechanic: Resurrection” estrenada en 2016.Arbanasi no nos resultó demasiado atractivo como localidad; sí que es interesante y merece la pena la visita a la Iglesia de la Natividad, pero el conjunto arquitectónico de la aldea no nos llamó la atención si la comparamos con otras en las que estuvimosEl Mº de Bachkovo (uno de los tres más importantes del país) tampoco nos entusiasmó. Mucha gente en comparación con las visitas realizadas a otros lugares y el hecho de estar en obras de restauración tampoco ayudó.

unspecified-32

Por otro lado, hemos echado en falta señalización general en muchas de las rutas o caminatas que hemos realizado y también falta de mantenimiento en sus infraestructuras. Por ejemplo, la basura rebosaba en papeleras y zonas de merenderos, que todo hay que decirlo, están presentes en mucho sitios y bastante bien acondicionadas.

 
¿Qué comida os ha gustado más?

Hambre no hemos pasado ni gota. Hemos probado casi todo lo que la gastronomía búlgara puede ofrecer, que es bastante. Nos ha gustado mucho todo el producto elaborado de manera casera: banitsa, yogur, mermeladas y confituras. Las hortalizas, ídem, y hemos consumido muchísima ensalada. El queso sirene es adictivo, está muy bueno y lo hemos tomado casi a diario. Y las sopas, tanto frías (tarator) como calientes (shkembe chorba-sopa de callos y bob chorba-sopa de judías).Y en cuanto a platos más elaborados sin duda cualquier tipo de kavarma, gyuvetch, sirene po Shopski, chuska byurek, shish, mish-mash… Los kebapche y las kiufteta nos han venido fenomenal para nuestros snacks en medio de la montaña.En cuanto a los postres también hemos probado muchas cosas pero por encima de todo nos quedamos con el garash y la biskvitena torta, sin olvidarnos de las baklavas, halva, lokum, kozunak y mekitsi. 
unspecified-19
¿Volveríais a Bulgaria?

Sin ninguna duda. Este primer viaje nos ha servido para tener un contacto con el país y detectar las zonas con más potencial de acuerdo a nuestros gustos. En un futuro nos gustaría volver alguna semana para realizar rutas de largo recorrido aprovechando el sistema de refugios que hay en determinadas zonas. Nos gustaría profundizar en los Ródope, en los Balcanes Centrales y en el PN de Pirin, que en esta ocasión no visitamos. También nos gustaría conocer las zonas más al norte y al sur de la Costa del Mar Negro. unspecified-10Visitamos el país en septiembre y el otoño ya estaba adueñándose de los paisajes, pero seguro que el final de la primavera tiene que ser otra época estupenda para visitarlo.

Y para terminar, una anécdota.

Anécdotas hemos tenido varias, así que citaré alguna de ellas.-La gente (en general) en Bulgaria es bastante servicial y atenta. A pesar de no hablar en muchas ocasiones inglés, cuando preguntábamos por algún sitio nos guiaban acompañándonos hasta ellos, en coche o a pie. Buscando el acceso a El Puente de Dios (cerca de Vratsa) nos encontramos a un señor mayor con el que suponemos era su nieto; iban en bicicleta, con un aspecto muy humilde, y buscaban lo mismo que nosotros. Nos entendimos a duras penas porque hablaban 4 palabras en inglés, pero el hombre llamó por teléfono a su hija para intentar conseguir indicaciones. Después de “perdernos” varias veces juntos (nosotros en coche y ellos en bici) nos topamos con otro vehículo que nos guió hasta el sitio correcto. Hicimos la visita del lugar con ellos y cuando nos despedíamos el hombre sacó una caja de bombones de la mochila (estaba precintada) y la abrió para ofrecernos uno, porque su cumpleaños había sido el día anterior.-El hecho de que los búlgaros asienten y niegan con la cabeza es real, el segundo día (luego llegarían más ocasiones) tuvimos oportunidad de comprobarlo. Al consultar algo a un local, María interpretaba una cosa y yo otra, y nos pusimos a debatirlo delante de la persona que nos estaba contestando. Al final todo se resolvió empleando “da” (si) y “ne” (no) en vez de prestar atención a la gesticulación.
unspecified-35.jpeg
El horario de algunas atracciones es caótico y el funcionamiento curioso. Por ejemplo, visitamos la Fortaleza Ovech (Provadia) a primera hora de la mañana, nadie nos cobró el parking ni el acceso. Cuando abandonábamos el sitio, el encargado del acceso había llegado a su garita (dedujimos que su jornada empezada a las 10 de la mañana) y estaba cobrando a un par de visitantes por aparcar y acceder; pasamos por delante de él para recoger nuestro coche y no nos dijo nada. En la cueva Devetashka nos pasó algo similar: llegamos después de las 5 de la tarde y allí no había nadie. Aparcamos, cruzamos a pie un puente y accedimos a la cueva sin ningún tipo de problema; nada ni nadie nos detuvo ni nos requirió el importe de la entrada.

 

-El 22 de septiembre a mediodía llegamos a Veliko Tarnovo; sabíamos que era fiesta nacional (Día de la Independencia, que se proclamó en la Iglesia de los Cuarenta Mártires de Veliko Tarnovo) pero no esperábamos lo que nos encontramos. Nuestro hotel estaba muy próximo a la fortaleza de Tsarevets, pero la ciudad estaba tomada por la policía. Imposible acceder a nuestro hotel en coche. Todo estaba cortado al tráfico tuvimos que coger lo imprescindible en una mochila pequeña para pasar esa noche y caminar más de un km hasta el alojamiento. Luego nos enteramos de que el primer ministro (y no recuerdo si también el presidente) estaban de visita en la ciudad y hubo algún acto oficial en la fortaleza. Por la tarde intentamos acercar de nuevo nuestro coche al hotel, tuvimos que conducir por calles estrechísimas, cuesta arriba, en algunas zonas cerrando los espejos y cuando llegamos a la calle principal nos la encontramos cortada!!!! ¿Pero no pueden avisarlo varias calles más abajo cortando el tráfico preventivamente? El caso es que no podíamos dar marcha atrás, así que tuvimos que convencer a un policía para que nos dejara invadir la calle principal atestada de público y poder maniobrar, dar la vuelta al coche y bajar por dónde habíamos llegado. Ni se molestó en parar a los peatones; mientras yo maniobraba María hacía las veces de guardia de tráfico improvisado parando a la gente. Lo mejor de todo es que desde el restaurante de nuestro hotel (situado en la azotea) y disfrutando de la cena pudimos asistir en primera fila a un espectáculo de luces, sonido y fuegos artificiales magnífico que ponía broche final a ese día de celebraciones en la ciudad; multitud de gente se agolpaba en la calle y nosotros lo presenciamos desde un sitio privilegiado.

Esperamos que la información aportada sea de ayuda a los que estén pensando en viajar a Bulgaria y si alguien tiene alguna duda no tendremos inconveniente en tratar de resolverla. Y que la gente se anime y visite Bulgaria, antes de que cambie o se llene de turistas.


Un saludo a todos los lectores y gracias a Florans por permitirnos narrar parte de nuestro viaje por Bulgaria.
unspecified-26unspecified-28unspecified-29unspecified-30
unspecified-31unspecified-34unspecified-36
 Viajar a Bulgaria os descubrirá un destino cercano pero a la vez desconocido. Si queréis descubrir más consejos, rutas, cosas que hacer y ver en Bulgaria, no dudéis en seguirme en las redes sociales. 🙂 En instagram tenéis un montón de fotos chulas de cosas que ver en Bulgaria. Y toda la actualidad y cosas que hacer en Bulgaria. No dudéis en escribirme vuestras dudas o contarme vuestras experiencias, me encanta leeros. Hasta la próxima 🙂 

instagram-icon-1facebook-logo-png-9

captura-de-pantalla-2016-07-14-16-51-38
Anuncios

Un comentario sobre “Descubriendo Bulgaria en pareja (parte 2)

  1. Sí, en Bulgaria es frecuente que corten carreteras y calles sin avisar y entonces el GPS no te sirve de nada, te pierdes muchas veces, pero es parte de la aventura 😉
    Lo que me parece triste es que como bien decís, hay muchos lugares turísticos y museos que no tienen los carteles en inglés, sólo en búlgaro, pagas una entrada y no te puedes enterar de lo que muestra el museo porque sólo está en búlgaro… es verdad que pocos búlgaros hablan inglés pero las instituciones debían pensar algo más en el turista internacional que busca Turismo Cultural, no sólo promocionar en el “happy hour” de los bares del Mar Negro, eso sí que saben escribirlo en inglés 😦

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s